CARACTER PROPIO

Carácter Propio de los Centros Educativos de la Compañía de Jesús

    Hombres y mujeres para los demás, responsables de sí mismos y del mundo que les rodea y comprometidos en la tarea de su transformación hacia una sociedad fraterna y justa.

    IDENTIDAD

    UN CENTRO EDUCATIVO DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS:

    Tiene por MISIÓN:

    • OFRECER a la sociedad, desde una clara inspiración cristiana, un modelo de educación humanista y de excelencia.
    • PROPONER, desde el diálogo con otras creencias y opciones, una visión cristiana del hombre y de la sociedad.
    • PROMOVER en los alumnos/as actitudes responsbles de compromiso ante toda forma de deshumanización.
    • DESARROLLAR todas las potencialidades de los alumnos/as, sus competencias físicas, intelectuales, sociales, espirituales, artísticas y técnicas.
    • COMPARTIR con la familia y la sociedad la responsabilidad de educar a las nuevas generaciones.
    • POSIBILITAR que, desde una identidad cristiana clara, la educación de calidad sea un espacio abierto y de encuentro para todos los estamentos sociales y todas las familias que lo deseen.

    VISIÓN. Aspira a:

    Ser un centro con clara identidad cristiana, de calidad educativa, abierto y accesible a todos, con constantes innovaciones pedagógicas desde la propia experimentada tradición pedagógica ignaciana, con metodología activa e innovadora y un trato personalizado atento a la diversidad. Generar un fuerte sentidio de pertenencia e identificación del personal del Centro, familias y alumnos/as con el Proyecto Educativo que ofrece la Compañía de Jesús.

    Asume como VALORES propios:

    • El Evangelio de Jesús como referencia.
    • Atención personal a los alumnos y alumnas.
    • Compromiso con la justicia y el entorno social y cultural.
    • Responsabilidad y exigencia en el trabajo escolar y en la convivencia.
    • Implicación de los alumnos/as en su propio proceso de aprendizaje.
    • Libertad de expresión e iniciativa.
    • Variedad metodológica y organizativa.
    • Excelencia profesional y en la gestión de todos los procesos.

    Modelo pedagógico ignaciano

    Educar en un centro de la Compañía de Jesús implica cultivar la integridad  de la persona manifestada en las siguientes dimensiones:

    • Académica y profesional
    1. Trabajo escolar que busca la profundización  y el desarrollo de competencias para la vida.
    2. Enseñar a pensar. Profundización crítica.
    3. Programar y evaluar no solo conocimientos, sino competencias, actitudes y valores.
    4. Metodología activa y creativa.
    5. Insercción de la enseñanza en el entorno cultural y profesional.
    • Dimensión humana
    1. Formación en valores para la relación social, por medio de una programación coherente de temas y objetivos
    2. Entrevistas personales con los alumnos/as para ayudar en su proceso de crecimiento humano, de aprendizaje escolar y de orientación profesional.
    3. Atención tutorial especial a los alumnos/as con problemas escolares y personales.
    4. Específico cuidado del clima escolar.
    5. Sensibilización con los problemas sociales y e medio ambiente.
    • Dimensión espiritual
    1. Pedagogía dialogante y reflexiva de la fe y de la formación religiosa.
    2. Gradual descubrimiento de la celebración de la fe, de la práctica de los sacramentos y de la pertenenia eclesial. Personalización de las opciones religiosas.
    3. Encuentros y experiencias que promueven la interioridad y la fraternidad.
    4. Apertura al mundo de la exclusión y propuestas de solidaridad y compromiso como expresión de la fe.
    5. Enseñanza del respeto, el diálogo y el aprecio de otras tradiciones religiosas y de las legítimas opciones vitales.
    • Paraescolar
    1. Promoción de actividades de tiempo libre, aficiones culturales y deportivas, insertas en el proyecto educativo, para el enriquecimiento personal y la formación del carácter.
    2. Cooperación de todos los miembros de la comunidad educativa en la realización de estas actividades.
    3. Apertura al entorno social del centro.

    COMUNIDAD EDUCATIVA

    PARTICIPACIÓN

    La Compañía de Jesús, los educadores y colaboradores, las familias y los alumnos/as, se proponen COMPARTIR, como Comunidad Educativa , los ideales, valores, objetivos básicos y la gestión de los asuntos y actividades del Centro.

    • Familias y alumnos/as participan activamente en el Proyecto Educativo a través de su representación en los órganos colegiados del Centro.
    • El Centro reglamenta las responsabilidades, derechos y deberes de cada miembros de la comunidad escolar, facilitando el diálogo y la participación de todos.
    • El de los Centros de la Compañía de Jesús constituye el marco de referencia para el desarrollo del Proyecto Educativo y de la toma de decisiones.

    CARACTERÍSTICAS

    La Compañía de Jesús (jesuitas) tiene una experiencia educativa de más de cuatro siglos y medio y una red mundial de centros educativos y universidades. Su hacer se inspira en la visión dinámica de Ignacio de Loyola y en su relación con el mundo. Desde su visión cristiana, él buscó generar en los sujetos experiencia e interiorización que les motivara a una acción trsformadora, desde el agradecimiento a Dios y a todos, y desde el convencimiento de que la humanidad es fraternidad.

    Los Centros de la Compañía tenemos un origen común. Nuestra procedencia es una herencia originaria, que en sus lineas maestras conserva su vigor en la actualidad y que seguimos ofertando.

    DIMENSIÓN SOCIAL DEL CENTRO

    Promovemos unos Centros Educativos:

    • Accesibles a todos/as, sin discriminación alguna.
    • Abiertos al servicio de la comunidad ciudadana y eclesial en la que se insertan.
    • Integrados en la realidad cultural de su entorno.
    • Dotados de una estructura laboral y económica coherente con los valores y motivaciones de la Comunidad Educativa.
    • Preocupados por los que no pueden o no cuentan, tanto de dentro como de fuera de la comunidad escolar.

    CARACTERÍSTICAS de nuestro proceso de Enseñanza-Aprendizaje

    • Toma en cuenta el contexto y la situación personal de cada uno.
    • Promueve actividades de enseñanza y formación, con variedad metodológica, que se transformen en experiencia de aprendizaje cognoscitiva, psicomotriz, afectiva o imaginativa.
    • Suscita una implicación reflexiva del alumno/a de modo que pueda considerar la importancia y el significado humano de lo que está estudiando.
    • Impulsa los cambios profundos en los alumnos/as para que lleven a cabo opciones interiores y acciones exteriores, y puedan ser competentes en situaciones nuevas.
    • Realiza una evaluación integral de todos los aspectos implicados en el proceso de aprendizaje.

     



    Galería

    Ver más
    • Paz 010
    • 15
    • Vigo 19
    • Vigo 14
    • Reencuentro 018
    • Nadal 004
    • Patrono 008
    • Carnaval 007
    • CI 002

    Colegio San Francisco Javier


    • C/Virgen de la Cerca, 18-19 y 31
    • Santiago de Compostela